Notas técnicas de Nutrición y Sanidad
Comportamiento productivo en pollos parrilleros alimentados con raciones granuladas y en harina Autor: J. Carlos Terraes
Publicada el: 2009-03-05 09:12:29

Comportamiento productivo en pollos parrilleros alimentados con raciones granuladas y en harina

 

Autores: F. Revidatti1; Z. Canet2; J.C. Terraes1; R. Fernandez1; T. Rigonatto1; M. Sindik1 Cátedra Producción de Aves, Facultad de Ciencias Veterinarias, Universidad Nacional del Nordeste. Sargento Cabral 2139, Corrientes, Argentina. granja@vet.unne.edu.ar

2 Centro de Multiplicación de aves. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Pergamino.  z.e.c.2008@hotmail.com

 

Resumen

Se describe aquí la evolución de los principales indicadores productivos de un lote de pollos parrilleros machos alimentados con dos dietas de igual composición, una peleteada (tratamiento 1), y otra en harina de molturación grosera (tratamiento 2). Las variables respuestas fueron determinadas al inicio del ciclo (para peso corporal) y a los 7, 28 y 42 días (faena), expresando los valores como promedio y desvío estándar. Las aves fueron alojadas en boxes a razón de 12 cada uno, 7 por tratamiento (réplicas) en un diseño completamente al azar. Se llevó a cabo análisis de medidas repetidas en el tiempo (MR), con un alfa de 5%. El tratamiento 1 tuvo mayor peso corporal a los 7, 28 y 42 días (p<0.05). A los 7 días las aves consumieron igual cantidad alimento (p>0.05), aunque, en el día 28, el mayor consumo correspondió a la dieta comercial (p<0.05), culminando el ciclo con igual consumo acumulado para ambas raciones (4.917 y 4670 g, tratamiento 1 y 2 respectivamente) (p>0.05). La ración peleteada presentó mejor conversión alimenticia durante los días 7 y 28, aunque a la faena los resultados fueron similares. No se hallaron diferencias significativas entre dietas para uniformidad, aunque ambos tratamientos mostraron valores por debajo de los aceptables. La respuesta zootécnica sugiere una evolución similar en las condiciones experimentales utilizadas, lo cual, alentaría el uso de la ración de formulación propia siempre y cuando se logre con su uso una mejor relación costo/beneficio.  

 

Palabras clave: avicultura, producción de carne, alimentación, pellets.

 

 

 

 

 

Introducción

A los efectos de mejorar la eficiencia productiva, por lo general las raciones balanceadas para pollos parrilleros se presentan en forma de pellets o gránulo, asumiendo que este tipo de presentación presenta una serie de ventajas respecto a la harina.

Se considera que las raciones peleteadas presentan una mayor digestibilidad de los principios nutritivos (desnaturalización de las proteínas, liberación de lípidos encapsulados, rupturas de estructuras celulares, pregelatización de los almidones, inactivación de factores antinutricionales, etc.) por efecto de los procesos físicos a los que son sometidas las materias primas de la ración (Mateos y Grobas, 1993).

Sin embargo, las ventajas mencionadas dependen de la calidad del proceso de obtención y de la integridad del gránulo; adicionalmente, gránulos con partículas muy pequeñas pueden provocar un insuficiente desarrollo del aparato digestivo (en particular durante las primeras semanas de vida) con lo cual se comprometería el proceso de digestión y asimilación de la ración y con ello las posibles ventajas de dicha presentación (Penz, 2000). Además se cita que el tratamiento térmico al que se somete la mezcla balanceada durante el proceso de peletización, puede comprometer la viabilidad de ciertos nutrientes (vitaminas, aminoácidos, grasas adicionadas) o de aditivos (coccidiostatos, pigmentantes, enzimas, pre y probióticos, etc.) (Barragán Cos, 2005).

Ante la presentación de estos problemas, ciertas integraciones han utilizado raciones en parrilleros presentadas en forma de harinas con molienda gruesa, refiriendo mejoras en la presentación de la canal a la faena y menor tasa de descartes. En algunos casos, incorporando granos de trigo quebrados en mezcla con harinas, resultan en respuestas zootécnicas similares a raciones presentadas en forma de gránulos de baja calidad (Barragán Cos, 2005). Además, en el análisis de la respuesta obtenida con el uso de alimentos en forma de pellets, debe considerarse el costo de producción que tienen los mismos, ya que el proceso industrial involucrado en su obtención incrementa el precio por kilogramo del alimento. Esto adquiere mayor relevancia aún, si se trata de pequeños o medianos productores que deben adquirir el alimento para sus aves en el comercio local. En este sentido, sería más factible para éstos acceder a un alimento en forma de harina considerando que costo de producción es potencialmente menor.

En la presente comunicación se describe la evolución de las principales variables productivas de un lote de pollos parrilleros machos de una línea genética comercial autosexante (gen de emplume lento), a los que se les suministró una dieta en forma de pellets (tratamiento 1), y otra en forma de harina de textura media (tratamiento 2).

 

Material y Métodos

Condiciones experimentales. Diseño experimental y análisis estadístico

Los ensayos se llevaron a cabo en un galpón con techo de cinc, paredes de mampostería, ventanas laterales, cielorraso de material aislante y piso de cemento alisado. El ciclo de producción tuvo una duración de 49 días, y fue dividido en dos fases o etapas: inicio (0 a 21 días) y terminación (21 días a faena).

Para cada ensayo se emplearon un total de 196 pollos parrilleros machos pertenecientes a una línea genética autosexante (gen de emplume lento), divididos al azar en dos grupos experimentales que fueron alojados en 14 compartimientos o corrales de 2 m2 cada uno, siete por cada tratamiento. El corral constituyó la unidad experimental del ensayo y alojaron 14 pollos en cada uno (densidad = 7 aves por m2). Se trabajó con dos dietas, iniciador y terminador (tratamiento o variable independiente), peleteada (tratamiento 1), y otra (tratamiento 2), en forma de harina de textura media (diámetro geométrico medio entre 1.2 a 1.5 mm) (Nir et al., 1994).

De acuerdo a los análisis llevados a cabo en las mismas (Tablas 1 y 2), la composición de ambas raciones fue similar.

Estas raciones se suministraron ad libitum durante todo el ciclo. Para la determinación de la energía metabolizable verdadera (EMV, Kcal./k), se aplicó la técnica de alimentación de precisión (Sibbald, 1976) empleando gallos adultos de raza Cornish, los cuales permanecieron con un ayuno de 24 horas previo al estudio. Se utilizaron 5 aves por tratamiento y 5 como control (sin alimento) para determinar la secreción endógena.

A los primeros se les suministró una muestra de 40 g de cada ración de prueba. Las excretas fueron recolectadas en forma individual durante 48 horas y secadas a 60ºC, analizando posteriormente su contenido de energía bruta.

El agua fue provista por un bebedero de plato con recipiente invertido con capacidad de 4 litros (60 cm de perímetro) a razón de uno por compartimiento (5 cm lineales por ave). Se utilizó un comedero tolva de 6 kilos (125 cm de perímetro) de capacidad por cada corral (10 cm lineales por ave). El piso fue cubierto con cama de cáscara de arroz de 5 cm de espesor que se repuso parcialmente según necesidad a lo largo del ciclo.

Como fuente de calor para los primeros 20 días de vida se emplearon estufas eléctricas con termostato, verificando la temperatura y humedad del ambiente mediante un higrotermómetro digital (higrotermómetro-Máx./Mín digital Hygrotherm® (TFA, Alemania). Se trabajó con un fotoperíodo natural, manteniendo por la noche y durante la cría, una luz piloto de baja intensidad localizada fuera del área de crianza.

 

Tabla 1: Materia seca, energía  bruta (EB), metabolizable verdadera (EMV) y relación EB/EMV de las dietas de prueba.

ANÁLISIS QUIMICO PROXIMAL DE LAS DIETAS ENSAYADAS

Muestra

Materia seca (%)

Energía Bruta (kcal/kg)

Energía Metabolizable verdadera (Kcal/kg)

Energía metabolizable verdadera/energía bruta

 

 

 

 

 

Iniciador Comercial (T1)

89,19

3927

3021

76,9

 

 

 

 

 

Terminador Comercial (T1)

89,01

3959

3209

81

 

 

 

 

 

Iniciador Escuela (T2)

88,13

3789

3026

79,9

 

 

 

 

 

Terminador Escuela (T2)

88,66

3779

3078

81,5

 

Tabla 2: Porcentaje de humedad, proteína bruta (PB), extracto etéreo (EE), ceniza energía  bruta (EB) y metabolizable verdadera (EMV) y relación EB/EMV de las dietas de prueba.

ANÁLISIS QUIMICO PROXIMAL DE LAS DIETAS ENSAYADAS

Material (en %)

Humedad

Proteína

Extracto Etéreo

Cenizas totales

Calcio

Fósforo

Iniciador Comercial (T1)

10,81

20,97

4,11

5,41

1,03

0,58

 

 

 

 

 

 

 

Terminador Comercial (T1)

10,99

18,62

3,98

4,90

1,02

0,52